Torrijas

“Hoy Torrijas”


Las Torrijas serán unos de los postres mas típicos de las próximas fiestas que tendremos “La Semana Santa”. Las torrijas tienen multiples variaciones en su elaboración, ya que estas pueden terminar con un poco de miel, vino, azucar tostada,  almibar, etc. Este año el Museo Gastronómico de Segovia organiza el 1er. concurso de Torrijas solidarias, un concurso libre en el que puede participar cualquier persona previa inscripción, siendo el importe de la inscripción donado a la “Lucha con Leo”.

Nosotros, desde el Museo Gastronómico de Segovia proponemos esta sencilla y rica receta que volveremos a realizar en estás próximas fiestas y que seguro degustarémos en casas de nuestros familiares.

 

Datos del Concurso : ¡¡Pincha en la imagen de Torrijas!!

Con el carrito a la compra para 10 o 12 Torrijas…

  • 1 barra de pan del día anterior
  • 600 ml de leche
  • 200 ml de nata líquida
  • 10 cucharadas de azúcar
  • Una astilla de canela
  • Un trozo de piel de limón
  • 1 pizca de harina
  • 2 Huevos batidos para mojar el pan
  • Aceite de oliva para freír
  • Azúcar moreno
  • Canela molida

Vamos a la cocina…

 

Primero, vertemos la leche, la nata líquida y el azúcar en un cazo y lo ponemos al fuego, seguido añadimos un trocito de piel de limón y la astilla de canela  hasta que comience a hervir, siendo este el momento en el que tenemos que retirar el cazo del fuego para dejarlo enfriar.

 

Segundo, cortamos las rebanadas del pan duro del día anterior,  y aquí comienzan las variantes ya que también se puede utilizar  pan especial de torrijas o un bollito tipo suizo. Estas rebanadas del día anterior las cortaremos entre 1,5 cm a 2,0 cm de grosor,  para que absorban toda la leche en la que las vamos a empapar.

 

Tercero, ahora necesitamos una fuente grande donde vamos a colocar las rebanadas una a una dejando espacio entre ellas.

 

Cuarto, cogemos el cazo con la leche y nata cocida y lo vertemos a través de un colador sobre nuestras rebanadas dejando que se empapen  entre unos 5-7 minutos, despés las damos la vuelta con cuidado para que se empapen bien. Hay que tener mucho cuidado al manipularlas para que no se rompan.

 

Quinto, una vez que tenemos nuestras rebanadas bien empapaditas, las pasamos por una pizca de harina y por huevo que previamente hemos batido. Cuidado en este paso porque nuestras rebanadas siguen estando muy quebradizas y se nos pueden romper.

 

Sexto, cogemos una satén con abundante aceite y freímos las rebanadas a fuego lento hasta que estas nos queden bien doraditas por ambas caras. Sacamos nuestras rebanadas  y las ponemos sobre un papel absorbente para quitarlas el exceso de aceite y...  ele!!!nuestras Torrijas ya están terminadas y listas para emplatar.

El emplatado…

 

Ya casi tenemos listas estas riquisimas Torrijas para degustar, tan solo nos falta emplatar, para ello colocamos nuestras torrijas sobre un plato y las espolvoreamos con azucar moreno y con un poco de canela molida, y....¡¡¡A la Mesa!!! Que aproveche!!


Escribir comentario

Comentarios: 0